Envíos GRATIS en Península a partir de 40€.

Proceso de elaboración del vino blanco Godello

La elaboración del vino blanco (Godello) comienza una vez se corta la uva en la vendimia. En la viña, se realiza una selección de las uvas en base a criterios de calidad y, posteriormente, se traslada a la bodega en cajas perforadas de 16 kg. Allí, se procede a una segunda selección de los racimos para garantizar la calidad de los mismos y, por tanto, del futuro vino. 

Vendimia uva godello en cajas

Después de una rigurosa selección de las uvas, continúa la elaboración del vino blanco con la separación de los granos de uva de las partes leñosas del racimo (raspón). Este delicado proceso se realiza con lo que se denomina DESPALILLADO, evitando de este modo la cesión de sabores no deseados que da la parte leñosa al mosto (sabores herbáceos, amargos…). 

Inmediatamente, se realiza la ruptura del grano de la uva, ESTRUJADO, con el fin de liberar la pulpa de la membrana que la envuelve (hollejo). Posteriormente, se procede a la total separación de la parte líquida (mosto), de la sólida (orujos), en el proceso de PRENSADO. Este proceso, como se ha mencionado, consiste en separar los diferentes estados de la uva.

Ya en el interior de la prensa, pero previamente al propio prensado, se lleva a cabo una ligera MACERACIÓN PELICULAR. Esta etapa de la elaboración del vino blanco, se realiza con el fin de extraer el máximo carácter varietal y aromático de la variedad. Dicha extracción se realiza por el contacto de la piel (en la que se encuentran los aromas) y su cesión al mosto. Este proceso se efectúa a una temperatura de 10º y durante un tiempo de 12 horas.

Mosto vino blanco en prensado

Una vez separado el mosto (parte líquida de la uva), este se somete a un proceso de limpieza por sedimentación natural, mediante un DESFANGADO ESTÁTICO, durante al menos 48 horas a 12ºC. 

En diferente depósito al de recepción, se inicia una etapa fundamental en la elaboración del vino blanco, la FERMENTACION ALCOHÓLICA. Este proceso dura entre 15 y 20 días, y es controlado térmicamente a 15ºC con el fin de que la metamorfosis de azúcares a alcohol sea constante y prolongada, con el objetivo de conservar los aromas varietales. 

Una vez obtenido el vino y previamente un ligero trasiego, el vino REPOSA Y SE CRIA sobre sus propias Lías (las bien llamadas “madre del vino”). Manteniendo las Lías en suspensión por el método “battonage”, extraemos las proteínas de las levaduras que provocaron la fermentación al auto-lisar (proceso por el que las células de las levaduras son destruidas por sus propias enzimas, enriqueciendo el vino). De este modo, se obtienen vinos más complejos aromáticamente y muchísimo más untuosos en su paso por boca.

Con el fin de evitar posibles precipitaciones de materia en botella, el vino es sometido a una ESTABILIZACIÓN, tanto proteica, como tartárica, mediante el tratamiento del mismo con Proteína Vegetal (apto para veganos) y una posterior y ligera FILTRACIÓN.

El último paso de la elaboración del vino blanco, es el delicado EMBOTELLADO, que se realiza con el mismo cariño y esmero que todos los procesos anteriores, para llegar, por fin, al tan esperado momento de su cata y degustación.

Comprar Triay Godello

Cerrar (esc)

20% descuento

Disfruta de un 20% de descuento en vinos con el Código FBTRIAY20 hasta el 31 de mayo.
*No válido para promociones.

¿Eres mayor de edad?

Disfruta de un consumo responsable.

Carrito

Su carrito actualmente está vacío.
Empezar a comprar